Consiste en adoptar posturas y realizar movimientos adecuados para que la espalda sufra lo menos posible. Como por ejemplo sentarse adecuadamente o coger algún objeto pesado sin realizar posturas/movimientos que sean nocivos para la espalda.

La higiene postural se analiza mediante la ergonomía, principalmente corrigiendo posturas viciadas y erróneas. Dando consejos preventivos para evitar dolores musculares, fatiga muscular, dolor muscular en espalda y piernas…

Para ello es recomendable realizar estos Puntos básicos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *